Nuestra preparación al parto

30 de Junio del 2015

Al intentar ordenar mis ideas para escribir estas palabras, me encuentro con que las sensaciones que tengo al recordar el curso son de tranquilidad, alegría, comodidad, relajación, seguridad...

 

Me explico, escogí el curso frente a otros porque alguien cercano me lo recomendó y porque al pedir información me dio buenas sensaciones.

No venía nada informada, por lo que iba un poco a ciegas.

 

A toro pasado, veo que ha sido una de las mejores elecciones que he hecho nunca, desde el primer día, Amanda consigue que te sientas cómoda, en un ambiente abierto para preguntar todo lo que necesites, sin sentirte un poco idiota, en mi caso, por la falta de información.

 

A parte de los grandes conocimientos del proceso fisiológico, su cercanía, cariño, y la confianza que transmite han sido clave para el éxito del curso.

Me ha encantado el modo en que alguien tan profesional, con tantos conocimientos, responde a preguntas básicas de primerizas sin ese tono condescendiente con el que el personal médico acostumbra a usar con los pacientes. 

 

El contenido del curso es extenso, pero en ningún momento se hace aburrido, con los vídeos y anécdotas, más bien todo lo contrario, es ameno y divertido.

 

Debo decir que hoy me siento poderosa, sé lo que quiero y me siento con los conocimientos necesarios para afrontar un hecho tan trascendental en mi vida como es un parto.

Valoro muchísimo también la implicación que consigue con las parejas, que muchas veces son tratadas como invitados de piedra.

 

En la parte teórica del proceso fisiológico del parto, existe una componente sentimental muy primaria, el tratamiento de esa parte, que sale sin querer al ver vídeos de partos, o en el hipnoparto, debo decir que ha sido excepcional.

Aún hoy al ponerme las famosas ondas alfa, recuerdo la voz en off de Amanda, dirigiendo el hipnoparto, borrando mis miedos de un plumazo y haciéndome que visualice lo positivo de estar embaraza, el mismo acto del parto y sobretodo, dando gracias por lo bueno que está por llegar y que está pasando hoy mismo  y durante todos y cada uno de los días del embarazo.

 

En la parte práctica, los ejercicios han sido realmente efectivos, los ejercicios en la piscina han sido divertidos y han hecho su trabajo con el suelo pélvico, a parte de hacer que me sienta más ágil y que duerma fenomenal.

 

Para terminar decir, que lo echo de menos, que me hubiera gustado que durara más, y que durante este mes, por primera vez en siete años he sido capaz de desconectar de mis preocupaciones, todo gracias a una grandísima profesional. Amanda.

Gracias por todo ello.

 

Un beso gordo. Mj.

Please reload